USUARIOS REGISTRADOS
USUARIOS REGISTRADOS

NOTICIAS

NOTICIAS Y NOVEDADES

Miércoles, 1 de julio de 2020
Noticias generales

Si los graduados sociales participáramos en cada una de las reuniones que mantienen el Govern con sindicatos, patronal se hubiesen evitado la multitud de incidencias de los últimos meses

Apol·lònia Mª Julià, Presidenta del Colegio de Graduados Sociales

Apol·lònia Mª Julià (Felanitx, 1973) es graduado social y ha sido reelegida como presidenta del Ilustre Colegio y de la Fundación de Graduados Sociales. En esta entrevista, Apol·lònia Mª Julià explica cuáles será el enfoque de la gestión para los próximos 4 años, además de comentar cómo está trabajando el colectivo en la tramitación de los ERTES en Baleares ante los innumerables cambios de legislación.

-Ha asumido nuevamente la presidencia del Colegio y se ha renovado la Junta de Govern, ¿A qué desafíos se enfrenta? Sinceramente, tras la crisis motivada por el COVID-19 el desafío ha sido y seguirá siendo la coordinación de nuestro trabajo con las diferentes administraciones implicadas, esto es Autoridad Laboral, Tgss y Sepe. La multitud de normativa publicada en estos últimos meses, su interpretación y los diferentes criterios aplicados han sido un verdadero dolor de cabeza para nuestros colegiados. Ayudarles en todo momento, ser su fuente de información y aclarar dudas ahora mismo es nuestra prioridad. Además de seguir trabajando para acercar la Junta y el colegio a todos los colegiados. Que lo sientan suyo ( porque lo es) y que participen y colaboren en la vida colegial.

-¿Nos podría contar qué ha sido lo más difícil de tramitar durante el Estado de Alarma? Creo que ha sido un cúmulo de cosas, cada una en su momento. Al principio la tramitación de los Ertes ante la autoridad laboral, con varios cambios en el procedimiento y colapso en la presentación, pero después las diferentes incidencias surgidas frente al Sepe y la Tgss. Como siempre digo, la sociedad se queda con los titulares y los Graduados Sociales debemos gestionar todas y cada una de las comunicaciones formales en nombre de empresas y trabajadores, en cumplimiento de la norma. En momentos de cambios legislativos estas comunicaciones siempre se complican, con cambios de procedimientos e interpretaciones, pero durante esta crisis no podemos decir que únicamente se haya complicado, sino que debemos decir que en algunos momentos se ha hecho prácticamente imposible. Por ello, debemos estar muy orgullosos del trabajo realizado pues en su conjunto y en general, ha sido muy satisfactorio.

-¿Qué cree que podrían aportar a partir de esta “nueva normalidad” los graduados sociales? Si los Graduados Sociales participáramos de cada una de las reuniones mantenidas entre las autoridades, la patronal y agentes sociales, tenga por seguro que la tramitación y puesta en práctica de lo pactado sería mucho mejor, en el sentido de dar la visión técnica-jurídica de los procedimiento y evitar así la multitud de incidencias vívidas durante estos últimos meses. La casuística en el mercado laboral es muy amplia y deberían abordarse cada una de las situaciones posibles en los acuerdos alcanzados. -En las tramitaciones de los ERTES, ¿habéis notado intrusismo laboral? ¿Cómo puede el colegio defender la profesión ante otros profesionales que evitan colegiarse? El intrusismo se comete cuando alguien dice ser Graduado Social sin estar colegiado. Para acceder y ejercer la profesión se requiere de forma obligatoria la colegiación y por tanto, nadie puede llamarse Graduado Social sin estar colegiado, con independencia de las funciones o en los ámbitos en las que ejerza. La marca Graduado Social está muy valorada actualmente no solo en la sociedad en general, sino en el ámbito de las Administraciones Públicas e instituciones. Hoy en día para SEPE, SOIB, la TGSS, el INSS, TAMIB, Juzgados de lo Social, Inspección de Trabajo, Autoridad Laboral, etc, la figura de Graduado Social equivale a garantía de profesionalidad. Estamos muy bien valorados y creo que pocos con la capacidad académica requerida ( ahora Grado en Relaciones Laborales, antigua diplomatura) prefieren para evitar un bajo precio mensual de colegiación no poderse llamar por su nombre profesional. Respeto sin duda todas las opciones que hoy en día permite la ley y el libre mercado, pero no entiendo que alguien que ha estudiado para ser Graduado Social no lo sea.

-¿Qué tipo de diálogo se mantendrá con las administraciones públicas de Baleares? Intenso, como siempre ha sido y dadas las circunstancias, mucho más. Estamos en contacto permanente con todas ellas, mantenemos reuniones periódicas a través de nuestras comisiones de trabajo de la Junta de Gobierno, tenemos canales eficaces y rápidos de comunicación y cuando es necesario, solicitamos y mantenemos reuniones institucionales. Nuestros colegiados lo demandan y lo necesitan y es como debe ser, a pesar de la tremenda carga de Trabajo que ello conlleva para mi y mis compañeros de Junta. ¿Qué nuevas propuestas planteará la nueva Junta a los colegiados? Estamos trabajando para aplicar los medios telemáticos en diferentes situaciones de nuestro ámbito profesional, así como ampliar nuestros servicios colegiales.

-¿Qué va a pasar con el colapso en los juzgados que el Colegio ya ha denunciado? ¿Cómo se tramitarán los expedientes laborales? La situación de nuestros Juzgados de lo Social no es nueva, sin embargo, esta crisis la empeorará. Se requieren partidas presupuestarias valientes en Justicia y dotar de más Juzgados de lo Social nuestras Illes Balears. No solo con jueces sino también con personal humano. Es tremendo el retraso que pueden llevar algunos expedientes y el sufrimiento que ello conlleva para muchos de nuestros ciudadanos. No solo hablo de despidos, sino expedientes de Incapacidad Temporal o Permanente, o reclamación de salarios adeudados. La conflictividad laboral sigue siendo alta y esta situación de crisis seguramente conlleva a elevar todavía más. -¿Qué mensaje daría a la sociedad como presidenta del colegio y representante de los colegiados en Baleares? Contrate a un Graduado Social para que le asesore y gestione su empresa. Si es usted trabajador y le han despedido o necesita confirmar si su situación laboral es correcta, contrate a un Graduado Social Si es usted un futuro pensionista, contrate a un Graduado Social para que le gestione su pensión Somos lo mejores especialistas en derecho del Trabajo y la Seguridad Social y a diferencia de otros, abarcamos desde el nacimiento de una relación laboral, a través de la confección del contrato laboral, hasta la extinción de la misma por despido o jubilación, entre otras. En el ámbito jurídico laboral y social, nadie debería conformarse con menos.

-¿Cuáles son los retos para los graduados sociales, a qué se deben enfrentar? Los Graduados Sociales debemos creer más en la importancia de nuestro trabajo, en su calidad técnica jurídica y hacerlo valer ante la sociedad. Todos los Graduados Sociales tienen capacidad académica acreditada y con independencia de realizar funciones únicamente de gestión o por el contrario, realizar funciones de representación jurídica ante el Tamib y el juzgado, realizamos funciones de vital importancia y de mucha responsabilidad.
ENCUESTA
En relación con la pandemia ocasionada por el COVID-19, ¿Cree Vd. que el colectivo de Graduados Sociales ha tenido y tiene suficiente visibilidad en la sociedad?
Sin duda, a raíz de la pandemia nuestro colectivo es más visible.
Nuestro colectivo sigue sin ser visible en la sociedad.
Siempre hemos sido suficientemente visibles independientemente de esta situación