USUARIOS REGISTRADOS
USUARIOS REGISTRADOS

NOTICIAS

NOTICIAS Y NOVEDADES

Miércoles, 7 de noviembre de 2018
Noticias generales

Toni Font, Premio Erga Omnes 2018

“Los Graduados Sociales, como especialistas en Derecho del Trabajo y Seguridad Social juegan un papel decisivo”

El graduado social y abogado Antonio Font Mas ha sido elegido Premio Erga Omnes 2018 por su vinculación y apoyo constante al colectivo. La máxima distinción del Ilustre Col.legi de Graduats Socials de les Illes Balears, quiere reconocer la gran labor docente de Antonio Font en los estudios universitarios de la Escuela Universitaria de Relaciones Laborales y su encomiable labor hacia este colectivo profesional de Baleares. Por esta razón el Colegio quiere compartir su historia para que todos puedan conocerlo.

Antonio Font terminó sus estudios de graduado social en el año 1977, después de defender lo que aquel momento se llamaba “tesina” en la Escuela Social de Barcelona. Se colegió con el número 67 en septiembre de ese año. En 1983, también finalizó los estudios que venía compaginando de Licenciado en Derecho y en el mismo mes de septiembre, pero del referido año, se colegió en el Colegio de Abogados de Baleares.

Como graduado social, Toni Font empezó a ejercer de forma inmediata, y como se puede deducir de la fecha, fue dentro de la denominada transición política y sin que aún se hubiera aprobado la Constitución Española del año 1978. “Fueron momentos apasionantes ya que, por una parte, se estaba estudiando y trabajando sobre el esquema del régimen político anterior y, por otra parte, se veía los cambios normativos que se iban introduciendo, así como todas las modificaciones que la indicada transición política nos venía deparando” comenta. En este sentido, Font reconoce que fue “testigo, junto al resto de compañeros de aquella época, del desmantelamiento del sistema de relaciones laborales y de seguridad social del antiguo régimen y de la puesta en funcionamiento del nuevo sistema hasta fecha de hoy”.

“En aquellos tiempos, estamos hablando de más de 40 años, la conflictividad laboral era la propia del régimen. Así, en la medida que se procedió, entre otras cosas, a la legalización de los Sindicatos, de las Asociaciones Empresariales, la aprobación del Estatuto de los Trabajadores, la potenciación de la negociación colectiva, etc., ello dio lugar a que el sistema diese un giro copernicano”. Dicho giro - explica Font - me permitió abrir mi primer despacho a finales de 1977 y ampliar el mismo ya en el año 1980, para de forma definitiva instalarme en el que desde el año 1985 vengo ejerciendo, sin solución de continuidad, como graduado social y abogado, bajo la firma de Bufete Antonio Font.

En el año 1981, Toni Font, entró a formar parte de la Junta Directiva del Colegio de Graduados Sociales de Baleares, siendo vicepresidente del mismo hasta el año 1985.

Desde el año 1988 hasta el año 2013, fue profesor de la Escuela Universitaria de Relaciones laborales, impartiendo la materia de Derecho de la Seguridad Social I, II y III. También formó parte del equipo docente de los distintos másteres de postgrado en Derecho Laboral y de la Seguridad Social organizados por la Cátedra de Derecho Laboral de la UIB.

Toni Font fue ponente en numerosas conferencias y clases de formación en el Colegio de Graduados Sociales, con independencia de las ponencias en la que ha participado en distintos colegios profesionales como el de Abogados y Notarios.

Para Font tuvo especial relevancia haber sido ponente en el llamado “Foro Aranzadi Social Baleares” en los años 2014 y 2017. La primera ponencia que realizó en el año 2014 fue sobre “Temas de Interés en materia de Transmisión de Empresas”. Dicha ponencia, fue publicada por la editorial Thomson Reuters Aranzadi como Libro/ Estudio, como primera edición, en noviembre de 2014. Actualmente Toni Font, es miembro de FORELAB, Foro Español de Laboralistas, desde su constitución, entre otras asociaciones.
Entrevista

- Toni, como miembro de nuestro Colegio, ¿qué significa para ti recibir este premio por parte de los graduados sociales?

- En primer lugar, ha supuesto una auténtica sorpresa y sobre todo que la Junta de Gobierno lo haya acordado por unanimidad de todos sus miembros. En consecuencia y teniendo en cuenta la finalidad de la creación de dicho premio, que no es otra que el reconocimiento a la labor de las personas, o instituciones que han destacado por sus actuaciones o servicios prestados en defensa de los intereses generales de la profesión y particulares del colectivo de Graduados Sociales de les Illes Balears, en los ámbitos culturales, jurídicos, empresariales, cívicos, humanitarios, de investigación y docencia, únicamente puede significar un profundo agradecimiento.

- ¿Podrías contarnos por qué has decidido especializarte como graduado social?

- Yo, entiendo que no me especialicé como Graduado Social, sino que en los años que estamos hablando 1973-1974, cuando empecé los estudios, la enseñanza de estudios superiores en nuestras islas era totalmente distinta a la que existe actualmente. No existían muchas salidas para jóvenes que querían estudiar, pero no tenían recursos económicos suficientes, como fue mi caso, para poder costearse estudios universitarios en la península. Piensa, como he indicado que, si bien los estudios se impartían en Palma en la antigua Escuela de Graduados Sociales de Palma, tuvimos que ir a examinarnos para la obtención del título a Barcelona. La especialización vino después, a partir de empezar a ejercer y tener mis primeras actuaciones judiciales en defensa tanto de empresas como trabajadores, ante las que entonces eran conocidas como Magistraturas de Trabajo que ni siquiera orgánicamente estaban integradas dentro del Ministerio de Justicia sino dentro del Ministerio de Trabajo y a ampliar mis conocimientos con la carrera de Derecho. La especialización en Tribunales se vino adquiriendo con el tiempo, así como en el ámbito de la negociación colectiva.

- ¿Qué te ha aportado ser graduado social a lo largo de tu trayectoria?

- Mi trayectoria la dividiría por una parte en lo que es el ejercicio de la profesión y por otra la que lo es desde el punto de vista de la docencia. En cuanto al primer punto me ha aportado mucho, es muy bonito ver como creces profesionalmente, ver cómo evolucionas, cómo de forma paulatina y sostenible más empresas, trabajadores o particulares requieren de tus servicios, de tus consejos, etc., produce una honda satisfacción mantenida en el tiempo. En definitiva, ver que eres útil y que se valora tu opinión. También es muy importante darse cuenta, en toda trayectoria profesional, sí los compañeros tienen o no buena opinión de ti, así como los distintos agentes sociales y económicos e institucionales. Si llegas a la conclusión positiva, la satisfacción es mayor si cabe. Desde el punto de la docencia, pensar que soy el colegiado número 67 y que, en estos momentos, según me confirmaron el otro día, se está en el número 1217, que parte de este colectivo ha recibido y se ha interesado por tus enseñanzas, te recuerda como su profesor y cuando tiene un problema acude a ti, lo que sientes no lo puedes describir o por lo menos yo. - ¿Cómo consideras que los graduados sociales pueden aportar a la sociedad?

- Los Graduados Sociales, como especialistas en Derecho del Trabajo y Seguridad Social están en lo que yo denomino “trinchera”, están en el terreno de juego. Por tanto, juegan un papel decisivo dentro de las relaciones laborales y de seguridad social entre empresas y trabajadores, entidades gestoras, servicios comunes, agentes sociales, económicos y sobre todo ante las distintas esferas judiciales laborales y administrativas. En la medida que las empresas estén bien asesoradas, así como también los trabajadores, su actuación contribuye a un mejor desarrollo de las relaciones laborales en todos los órdenes. Pensemos por ejemplo que, el marco jurídico de las relaciones laborales hoy en día, en nuestra Comunidad Autónoma, está regulado y previsto en los distintos Convenios Colectivos sectoriales o de empresa y dicho marco está normalmente dirigido por uno o más graduados sociales que son los asesores de dichos convenios.

- Y si hubiera que cambiar algo en esta profesión, ¿qué cambiaría? - En el orden laboral y de la Seguridad Social desde el punto de la profesión, no se puede pedir exclusividad de competencias. En consecuencia, creo que la única forma para destacar, frente a otras profesiones, en el ámbito en el que nos movemos es ser buenos y esto, únicamente se consigue a través de una mayor formación y ser más competentes que los demás. Los clientes, de cada vez más, exigen competencia y excelencia.

- ¿Qué consejo daría a los jóvenes que se preparar para ser los nuevos graduados sociales o que se incorporan a esta profesión?

- Que se formen y no solamente dentro de lo que es la teoría, que se adentren en la práctica, salgan sin miedo al terreno de juego a la “trinchera”. Que se formen en las nuevas tecnologías, esto es importantísimo y teniendo en cuenta la Comunidad Autónoma en la cual vivimos, que no dejen de lado el estudio de lenguas extranjeras.
ENCUESTA
En relación a la iniciación y desarrollo de un despacho profesional estaría interesado/a en recibir:
1.Curso/formación. El inicio de la profesión. Abrir un despacho.
2.Charla/entrevista de carácter individual y/o personalizada para colegiados noveles.
3.Curso/formación sobre desarrollo de un despacho profesional.
4.Considero interesante las 3 anteriores.