USUARIOS REGISTRADOS
USUARIOS REGISTRADOS

GRADUADO SOCIAL

PROFESIÓN

Historia. La historia de nuestra profesión se remonta a 1.925, año en el que se fundan las primeras Escuelas Sociales y los estudios de Graduado Social. Pero no es hasta 1.936 que se produce la primera reglamentación del Diploma de Graduado Social. Durante los años cuarenta, el Diploma se convertirá en Título, creándose los Colegios de Graduados Sociales y reglamentándose el ejercicio de la función del graduado Social. Tenemos que esperar hasta principios de 1980, para conseguir, mediante Decreto, el reconocimiento académico al título de Graduado Social. Pero el largo camino recorrido no finaliza al conseguir el merecido reconocimiento, si no que, al igual que el resto de la sociedad los estudios evolucionan y en la Década de los 90 se crea un nuevo plan de Estudios y el título de Graduado Social pasa a denominarse Diplomado en Relaciones Laborales. Pero aún seguimos recorriendo camino y actualmente se están implantando los nuevos estudios para la obtención de la Licenciatura en Ciencias del Trabajo.

Funciones. En la actualidad el Graduado Social se encuentra integrado a todos los niveles del orden social y cada vez son más las funciones que le competen, siendo las más importantes:

  • Intervenir profesionalmente, estudiando y emitiendo dictámenes e informes, en cuantas cuestiones sociales y laborales le sean sometidas.
  • Asesorar, representar, formalizar documentos y gestionar en nombre de organismos, entidades, empresas, trabajadores y particulares, en materia social, laboral, de Seguridad Social, empleo y migraciones.
  • Verificar, sin menoscabo de las facultades inspectoras e interventoras de la Administración, mediante certificación o visado, los padrones, declaraciones liquidaciones y demás documentos que hayan de formalizar las empresas y los trabajadores a efectos de lo establecido en la legislación laboral y de Seguridad Social.
  • Comparecer en nombre de las empresas, de los trabajadores y de los particulares ante los organismos de conciliación,así como representarles ante la Jurisdicción Social.
  • Intervenir como asesor laboral en los convenios colectivos sindicales, así como en las comisiones mixtas establecidos en los mismos.
  • Actuar como perito en materia social y laboral ante los Tribunales de Justicia cuando fuera requerido para ello.
  • Ejercer la habilitación de las empresas, trabajadores, sus familiares o derecho-habientes en orden a la percepción de toda clase de beneficios económicos otorgados por la legislación socio-laboral, seguridad social, empleo y migraciones.